domingo, 16 de noviembre de 2014

Habitar el grito







Quiero romperte el silencio de las entrañas.
Sacarte los te quieros a bocajarro hasta que te ahogues de tanta verdad,
ser el centro de tus lienzos.
Que habites en mí como lo hacen las dudas a disgusto.

Quiero mirarme la piel y sentirla mía,
conocer mi piel y así
conocer la tuya.

Quiero que un día entres por la ventana y me despiertes
y no pueda pararte;
quiero que irrumpas en mis pulmones y abras la inmensidad a mis ojos.

Quiero ser nada,
quiero ser tierra con hierba húmeda.
Quiero saltar y yo yo yo
agua.

Quiero acabar con el poder y empezar con la cultura.
Acabar con la dictadura del yo, del nosotros y del ellos.
Y empezar con nuestra anarquía...

Antes de que desaparezca

Me falta su esencia y me falta todo...

De qué un móvil si no me lleva a ti.
De qué una puerta si no estás detrás.
De qué un armario si no va a oler a ti.

De qué un duelo conmigo misma si estoy derrotada ya.
De qué una navidad, si se ha muerto en mí la poesía.

Te llevo escrita, te llevo cantada, te llevo en la boca, te llevo en los ojos.
Te llevo en el poso de cualquier beso perdido.
Te llevo y me repites, me repites, me repites.

Y no quiero dejar de recibirte aunque me caiga cada vez que vengas.
Llevo tu tinta en mi sangre.

No quiero ser gran arquitecta si no puedo construir tu pasado.
No quiero cantar si vas a salir de mí en estampida y me vas a dejar sin nada.

Soy un saco de vacíos que se han acumulado desde que saliste.
Soy el pingüino que se quedó atrapado en el deshielo.
La rosa que se desnudó las espinas para entregarse en perfume.
Soy el espejo del espejo de un reflejo retardado,
apreciando el pasado antes de que desaparezca.


viernes, 19 de septiembre de 2014

Hielo fino casi verbo


Estoy
girando
en
tus
pupilas.

Estoy
huyendo
en dos direcciones.


Estoy
en la cornisa
más alta de Gran vía.

Estoy
aquí
acantilado.


Estoy
cantándote.

Estoy
amaneciendo
humana.

Estoy 
chimenea
efímera.


Estoy 
opuestamente
viva.

domingo, 24 de agosto de 2014

Una rosa en el terrario

A quien intenta ver el desierto en un diamante hueco,
a quien intenta acaparar el mar en un ojo de cristal.
A quien intenta sonsacar la confesión de un preso en guerra.
A quien sabe que las rosas necesitan agua y plantó una
en su terrario.
A quien de tantos intentos tiene un desierto de semillas.
A quien sabe que sentirse desnudo es fácil hablando
con un marinero.

A ti que sabes que no hay horizonte si no cierras los ojos;
a ti que sabes que el horizonte se curva con el mundo.




A una flor que quiso elegir raices.
A un sol que quiso ser abismo.
A un batiscafo que quiere sondearte los órganos
que marcan tu música.
Al parpadear de un corazón descalzo que quiere bailar
sin calcetines.

A un nosotras que se escribe en verbo y se dice en pronombres.
A una tierra mojada, que quiere ser verde, marrón, amarilla;
acaba gris.
Al miedo a la pérdida, al miedo a perderte, al miedo a verte y joderme por no poder besarte.
A la certeza funambulista de que el futuro es de plastilina
y no hay mejores manos para tu escultura que las mías.

Al corazón acojonado que prefiere una bicicleta para dos que un tren impuntual.

A las arrugas de los ojos, que de momento; es el único acordeón que sé hacerte brillar
hasta que llueva.

jueves, 5 de junio de 2014

Si miramos adelante

Si miráramos más adelante,
no nos molestarían las bicicletas.

Si miráramos más hacia arriba,
no nos importaría estar a la misma altura.

Si miráramos,
no nos importaría ser diferentes.

Porque no nos gusta llevar uniforme para dormir
no lo llevamos para pensar.

jueves, 8 de mayo de 2014

.



Tengo un pingüino que parece flor por esporas en mi cabeza y un vacío
que parece abismo nublado en el pecho.
Tengo la soledad peregrinando
por la mitad izquierda de mi cuerpo
y una esponja mojada en la garganta
que no me deja respirar(te...

martes, 22 de abril de 2014

Vale la pena



Ante la imposibilidad
de apreciar mi reflejo en su totalidad
en cualquier superficie,
declaro que vale la pena
remangarse las ganas;
romper los colchones
y colocarse los muelles en los pies.


Declaro que valen todas
las alegrías tontas,
todas las masacres egoístas que busquen
saber saber y saber.


De oscuro si hay un frío del que huir te digo
que vale la pena ser la sangre de este mundo;
bombearnos y proteger
este cuerpo enfermo que hemos dejado de mover,
este cuerpo amorfo del que ocupamos una parte y no conocemos el resto.


Te digo que sí, que vale la pena darse
al oxígeno, ahuyentar al polvo y remangarse las ganas.
Te digo,
vale la pena.

domingo, 30 de marzo de 2014

Tras-tornado

No cortan tus palabras,
no cortan tus puñales,
no sangra la poesía
no lloran los segundos
no hablan las palabras
no escuecen las heridas
no luchan papel y mina;
no corre el mar por ti.

No existen los fantasmas
y no se puede adelgazar 
saludablemente y sin depresión 
u otro trastorno de lo que sea
cinco kilos en una semana.

Tú me has cortado
y estoy tratando de reanudar
el discurso de la piel;
tú has sangrado por mí
y has conocido mis lugares 
con menor distancia al núcleo.

Tú hablas cuando canto 
con una guitarra en las venas.
Tú escueces
mucho,
tú escueces
y luchas con mi razón
y corres como mil caballos
con la meta en el mundo.

Y desde hace un tiempo
creo en algún que otro fantasma 
como la recreación de mi mente
de tu manera de coserte a mí
como quien se cose la almohada a un sueño
para que no termine.

Hace un tiempo que me da igual comer sano 
y la váscula dice lo contrario:
tras-tornado.

Pica

(2012)


Pica el molde de la alfombra;
alambre de rosas enjauladas,
enjambres de espinas dorsales.
Dorso versado en tu rostro
arrastrado hacia el alba 
que avisa antes de quedar.
Crepúsculo escondido en furia
de calidez cromática sobria.
Al sordo amargo beso miedoso
van las invisibles cartas
en el viento oscuro detrás
del mar infinito sondeado
de tesoros con tinta cara
por la que romper el silencio 
de luna embrujada
y cercar el espejo del deseo
para desear sin apagar velas
velando un perfume en remolinos
que ya no hieren indefinidos
pero siguen moviendo tormentas
en el baúl presidido y soñado
por el arte del humano;
sinrazones para ser,
sin razones para responder.

miércoles, 26 de marzo de 2014

De medias

Medias solo para correr los límites 
y ser ilegales de tanto usarnos.

Medias quietas, sin metas,
rotas a mordiscos;
enteras en trashumantes casadas.

Naranjas que no se unen en tu ombligo, 
que se parten en tu pecho. 

Yo no soy mitad de nada
pero encajas tan bien en mi cama 
que dudo de mi humanidad como entera.

Y creo que debe haber algún siete capital que se abrió 
cuando te encontré; 

algún roto que tiene la medida del aire que aspiras al besar.

Ella

Ella es ELLA 
quien antes de dormir te recuerda que te quiere con calcetines 
que le pone tu nuca y que tu espalda 
es media fruta madura.

Ella no sabría hacerte daño pero está dispuesta a masacrarse 
por esperar un segundo más con la herida abierta 
gritándole a la sal que se disuelva y a la sangre 
que no salga tan rápido.

Ella sabe amarte partida en dos para desvelarte sus entrañas 
pero le cuesta cuidarse como prioridad. 

Es psicóloga en mil potencias y lidiando con tu bipolaridad 
quizás sea la única que encuentra el margen a tu vida, 
la sala de espera del polo negativo.

Sabe dejar las manos fuera, para recoger la mierda que repeles;
que te sacudes cuando te frustra un mundo de extremos que habla 
antes de leerse, 
antes de entenderse.

ELLA sabe ser ella porque antes 
sabe ser tú,
porque sabe ser sí antes que miedo
sabe ser amor antes que beso;
sabe explotar antes que implosionar
(pero no lo hace).

Ella sabe ser ELLA porque sabe ser tú 
es la debilidad de cualquier musa 
la vértebra clave de tu musica
la cicatriz con que comienza en pentagrama 
para no torcerse al (com) ponerte.

viernes, 21 de marzo de 2014

Indefinidas

 Él guarda mis despertares mientras mi piel se muere por tus caricias.

Me arde la sangre en la queimada de los tequilas que te besé;
fuimos
contenedores ardiendo de poesía .

Nos atamos el corazón antes de la brecha por donde huyen los segundos
y
desde entonces
oigo tus pasospor mis pies,
siento tu risa en mi pecho
y por las noches
soy gato para mis heridas.

sigo viviendo en el tú de ti que aún me susurra versos de otros poetas,
sigo buscando tu mano cuando siento que el viento remolonea por mi piel a 120,
sigo leyendo tu letra entre mis apuntes y sigo
intentando zafarme de las dos putas palabras que
aunque arañe el calendario en 22
y salga a correr sobre mojado
se me siguen clavando en la lengua al ver
tu nombre entre mis letras.

miércoles, 12 de marzo de 2014

Flores

Las flores saben cómo andarte
pero están sobrevaloradas.


No me cortes el.vello para verme las ideas.
No me edifiques las entrañas de ahogo.
No plantes banderas en.mi pecho
como quien llega a la luna y quiere ver
su marca de lejos.

Sáname con palabras, y si vas a romperme
que sea porque quieres cultivarme, germinarme,
hacerme tu campo de fresas.

No me demuestres, no quiero muestras,
te quiero entera, toda.
Desatar tus mil titanes en torrentes de lava
y florecerte en almendros que no te saben como yo
pero que saben mostrar el rubor de tus mejillas mejor
que cualquier dibujo que yo haga de tus ojos cristalinos cuando
desbordan felicidad y no saben no volverse agua,
río, mar.

Somos un cola-cao salado que nadie bebería;
arcilla que se moldea desde dentro,
barro en suero fisiológico;
somos un mundo a punto de crear
y a punto de estallar

Somos el polvo que nunca verá el mar,
el niño que a hombros es montaña y dinosaurio
somos sal y arena de fondo que se seca
en nuestros pies descalzos.

Flores sobrevaloradas.


lunes, 10 de marzo de 2014

He apagado la luz


Bebo para sentirte el calor en las mejillas
y bailarte en cualquier malasaña que nos inunde la sangre en un vals.

Bebo porque es lo más parecido a ese momento en que
la velocidad no nos quemaba el motor

Bebo esta noche tan sucia de recuerdos y
me limpio la frente de poeta,
me limpio la piel de todos los nombres que ha tatuado
el tiempo
para saber si alguna vez se coló algo más.

Limpio las veces que intenté dibujar el mar
en la coincidencia de nuestros horizontes.

He tamizado la luz que intenta definirme,
con la que intentas definirme;
he apagado la luz
para probarme al tacto antes
de encender el espejo,
y creo que no quiero limpiar los mensajes
que se han empañado en la luna.

No quiero limpiar mi vida porque
todo lo que me sucede al margen,
me ensucia el puño cuando escribo,
y haber escrito es tener algo
que me asegure haber vivido.



martes, 4 de marzo de 2014

A veces creo latirla

Tengo una bandera que ondea sin viento 
tan dentro de mí 
que a veces creo latirla.


La soledad es

como la ropa interior.
Hay gente que se hace bandera de ella
y acaba sucio, roto y sin recambios.

Mi soledad es
como mi ropa interior,
una soledad cómoda;
amable si sabes cómo acariciarla
para que te sueñe,
si sabes cómo soñarla
para deslizarla hasta los tobillos.

Mi soledad siempre se acuesta conmigo
aunque casi nunca
se levanta antes que yo.
Es suave
y aparece cuando estoy sola; cuando nadie me ve;
cuando me visto para ser animal una vez más.

Mi interior no es solo
lo que mi ropa huele.
Mi soledad no es por dentro
lo que visten mis palabras.
Mi ropa;
interior.

Mi soledad no es
más que la soledad bien educada,
que sabe ser mía y a la vez
de un cajón que cambia según cambie
el tamaño de mi soledad.

Mi soledad da de sí;
pero nunca da de mí
si no es conmigo.






lunes, 3 de marzo de 2014

Arquitectura humana


Somos arquitectura en el momento 
en que refugiamos, abrigamos, socorremos 
a otra persona solo con lo que somos




Mis órganos te hacen hueco por dentro
porque fuera no te encuentran;
y rugen antes de tiempo,
rugen sin hambre de otra boca.

Mis yemas son la parte
del ecógrafo que se desliza
viéndolo todo en los caminos
que se me abren de ti.


Nunca podré con tus mounstruos

Acepto heridas por caricias;
las acepto como que has vivido tan dentro de mí
que para salir tienes que abrirte paso
entre mi carne.

Cierra el puño en mi herida,
que tienes tinta todavía 
para algún que otro poema.

Mi piel ya no.
Te tiene ganas.

jueves, 27 de febrero de 2014

[empezar a querer] desde arriba

Creo que cuando te conocí
empecé a querer definir todo lo que
había pasado por alto en mis formas.

Cuando me enamoré de ti; yo
como todos, empecé a redefinir
los límites de cada palabra empezando
por ,
subiendo hasta el alma
y bajando hasta el amor.
Y me di cuenta de que no hay nada que hacer
cuando hablamos de amor;
viene dado en sus seis caras.

Sales y entras de mi vida y yo
no me doy cuenta;
es lo mejor de ser aves,
todos los raíles de tu cuerpo
son despegables; toda tú
eres tan libre como un reloj jubilado.

Tus lágrimas no me llueven ya en poemas
porque me las bebo antes de que tomen forma;
tu risa no canta en el retiro con los ruiseñores
porque ya estás aquí, para qué pedirte que regreses.

Tu mirada sigue tatuando escalofríos
cuando acaricia mi cuello antes de besarlo,
y matarme a cosquillas.

Rastreando sonrisas eres el sabueso mejor adiestrado
y eso; me acorrala los miedos cuando duermo sola.
Adiestras hasta al aire
para que me arrulle antes de dormir;
la oscuridad se hace pequeña y no deslumbra;
la noche se hila en sueños contigo,
las palabras se nos esconden en algún reloj extranjero
y esperan a que me inundes con tus iris
mundo y medio en una vida que casi
acaba de empezar con tus pupilas.










lunes, 24 de febrero de 2014

No todo lo que mata llueve en un poema

Ni llueve
ni estoy sola en este andén pero hasta el metro
reitera su huida y no me atrevo a cogerlo porque un metro ahora mismo
no me lleva a ninguna parte,
estoy a mucho más de ti y esta noche
estaba dispuesta a dejarlo todo y todo
me ha dejado a mí tirada en este andén;
en mi limbo.
Aquí me siento en pausa, no vienes
pero tampoco te vas,
las oportunidades pasan cada 7 minutos y mientras no vayas subida en ninguna,
no pierdo el tiempo sentada.

Volver a deambular por malasaña buscándote en cualquiera de los bares o irme 
con el futuro escrito en limpio...

sábado, 22 de febrero de 2014

Retales

"estar contigo es parecido a tenerte pero sabiendo que siempre serás libre"


Llévate la tinta de mis labios y el maquillaje de mi sombra; 
con un acordeón de mofletes sé pagarme un verano de insomnio 
y un invierno siendo hetero. 

Sigo convencida de que no hay mortal que se resista a tus manías,
que no hay mundo para tu imaginación y que tú y yo
tenemos el mejor secreto de todos; somos nada,
efímeras, agua, eternas; somos en sí, nuestro mísero
e increíble poema.

viernes, 21 de febrero de 2014

Descoserme




De repente me desnudas y yotengo miedo a caminar sin corazas.
Porque un paso es decir sí quiero,
y yo no quiero casarme con la vida.

Quiero morderle el cuello al amor
para anudarle la garganta;
rozarte la piel tan dentro de ti,
que las barreras sean miradas
que con esas creo que puedo.

Quiero descoserme las huellas
de tu pasado, de tu presente y de tu maldito futuro...
Eres una barita de espinas que no.esconde rosa,
las crea en cada esbozo de sonrisa.
Es tan jodidamente difícil
ser tu única debilidad y no poder
atacarte, sorprenderte, besarte, no.
Es tan difícil no acabar en ti un poema de amor
que
tuerzo los renglones a ver si fugan
en otro punto que no tenga que ver con tus ojos.

jueves, 20 de febrero de 2014

Un parto de amor prematuro


El peor amor; el que es droga y seca
la inspiración cuando la tomas.




No sé hablar de ti en pasado,
pero casi diría que a veces
vivo de él,
aunque sea el trastero cósmico
de mi caos.

Suelo aferrarme al pasado cuando se avecina
un futuro distinto; por eso
me gusta releerte,
porque me reescribes como enamorada.

Se me ha hecho 2019 y no sé
cómo desechar la idea
de que lo dejé todo por una llamada
perdida;
por un parto de amor con fórceps:
ni yo quería tenerlo,
ni él quería depender de mi bipolaridad.

Será

(2011)                                                                          "El horizonte es la patria de todos los hombres"
Chillida

Fuerte, hermosa y solitaria.
Puntual, firme y libre.
Acudes a mi encuentro
tras la lámina que te cambia,
y me hace dudar de si sigues
a mi lado cada noche.
Hasta que acurrucada por tu aurora;
inconsciente, quieta, sola,
sielnciosa...
Me quedo en la cama
sin poder disfrutarte.
¿Acaso el día es más bello
que la noche?
Pequeño plato de plata que
rondas mi ventana.
No te quedes lejos,
que un día el sueño será
mañana.

(mi patria orbita en torno a tus caderas) 


martes, 18 de febrero de 2014

Cometas
















Tú que has aguantado tormentas y silencios infieles,
tú que siempre has sabido que la fidelidad se desentierra cuando dos
se enamoran de todo lo que no es amor.
Buscaste mi pronombre aunque el mar estuviese tan bravo como sucio
e incansablemente has confiado en mí como tu salvavidas,tu superwoman o algo parecido...

Me has amado cada día con los ojos cerrados y el corazón volando en cometa en mis manos
aún sabiendo el.peligro que conlleva dejarse volar.
Y tu único miedo era: "quiero ser la única que te corte las nubes".

Tuve miedo de verme volada sólo de unas manos pero es que cada vez
que me cuidas por tu cielo me siento la cometa más segura del viento y ahora, pequeña;
no calculo alturas, solo quiero verte volar y que sientas cómo el viento remolonea en tus rincones
como lo hago yo entre tus sábanas;

lo que me sobra de aire aquí,
me falta de sábanas allí arriba,pero eso
es lo de menos.




Rumbos

Llega un día y mi noche no me abriga y yo me doy cuenta,
paso por tu calle, porque tu calle se llama Madrid y siento
que no puedo salir de ella, que no puedo salir de ti.

En el.bus parece ser que para gustos hay un solo color
y lo lleva tu perfume.
He salido de tu vida y creo haberme dejado la puerta entreabierta porque
no hago más que mirar para atrás esté donde esté.
Hay algo en ti que me aleja tanto como me atrae,
dos fuerzas contrarias a un mismo punto; que acaban colapsándome
el poema en borrones en los que te veo difuminada.

Te pedí que salieras, y que no te fueras pero que no me besaras;
y así voy y vengo de ti a mí hasta pasar días enteros sin saber qué ha sido de mi.vida.

Sé de ti lo poco que me deja morder
el polvo de las cartas que alguna vez me has escrito en un grito desesperado.

No cambiaría mi rumbo por por tenerte tanto en mi cabeza hoy,
así me gustaría que me asignaran ser tu confidente a contraluz para cuidarte sin
que me exijas en un ultimátum la llaga o el puñal.
La llaga es aprender a vivir con poemas en colapso por tus huellas y el puñal
dejarme desvivir por un amor que no fue todo lo que algo en mí pedía.


domingo, 16 de febrero de 2014

Descalzos

(2012)

Te debo la vida que no nació conmigo,
la que me das al sonreír sin ombligo.
Debo lo que no se compra ni se salda;
todas las gracias que no fueron dadas.

Escucha el susurro imposible que digo;
háblame de ti, hoy quiero ser mendigo
de almas como la tuya que sin ser dama
de vez en mes deciden robarte la calma

e invitar a correr contra el viento sin marea.
Con el alma de un pirata libre, libre y cabalga;
de espaldas tus piel guían seguros, descalza.

Ciega no seguiré tus pasos, los míos ya tienen
su propio camino; casualidades coinciden,
¿te animas a vivir desde lo que no dicen?

Dafne

(2012)

Escribo el mar desde tu mirada prohibida.
Dudas, la interpretación de mis palabras
que te quieren, valientes escondidas
y secretos, su lengua materna hablan.

No podrían responder a algo tan puro;
son tus colores en fórmulas tibias;
supieras, saber, sabrías todo lo que es uno.
Encuentro alas a mi medida y no son mías.

Paisajes híbridos, siempre suntuosa
paloma enferma de libertad agotada.
Raro, vida, maleta; todo será mañana.

Marcas como sellos de perennes ramas
son tus brazos en mi alma desdichada.
Entiende o comparte la esencia de las rosas.


Balas

Hoy la he visto y no me ha mirado;
me ha huido y yo la he dejado huir.

He dado con todos sus trucos
y razones.

Entrenada a no quererse
me ha mentido con balas de cristal; 
no las ves hasta que te palpas el pecho
y del dolor sientes aullar dos corazones,
ya no estás sola.

Contamina tu sangre y la cristaliza
cada vez que intentas ser uno sin más.
La sangre se te aferra al corazón como 
negándose a correr en un sacrificio crispado y
te das cuenta de que tienes que ceder
a pesar de las palomas en tu chistera.

Cometimos el error de intentar ser uno
y terminamos en mitades incompletas
que se encuentran sin querer;
buscándonos a nosotras.

Y ahora te miro,
y me miras con ojos inviolables;
con lo que me gustaba a mí violarte el alma
con la mirada.

Y ahora palpo mi pecho,
y arde por una poesía que tus ojos
no han visto nacer.

sábado, 15 de febrero de 2014

De madera

Me hicieron con mucho aceite
supongo que para mucha luz;

y lo vendí por leche

supongo que para crecer debajo del puente
que vuelcas junto con tu mirada para
amarme tanto.

Y es que es mucho mundo para ti
pero no lo es para dos "tús".
Es por eso que tu otra mitad agradece
la necesidad que tiene tu historia
de mi letra entre tus páginas.

Nunca fui tu astilla
                        porque las astillas muerden,
nunca fui tu tronco
                        a jurar por las vistas;
diría que fui tu avión de papel:
                        hecho de ti para llevarte a todas partes
y con alas de pinocho que se crean cuando soplas.

miércoles, 12 de febrero de 2014

...mucho que decir

Déjame desdibujar tus labios
a la luz solitaria de una vela.
Cubrir tu luz con la soledad
de las palabras.
Ser una mina enterrada
entre tus piernas.

Siéntate conmigo delante
de este sórdido micrófono sordo;
recitemos que esta noche se han callado
las noches que no has estado.

Recitemos, que la cera se encarga
de absorber el eco
de todo lo que nos callamos;
aunque tengamos...

Escamas




Bajo el mar las tormentas son de aire.

Con un cuerpo de sirena;
los reflejos de la sombra
pasan desapercibidos.

Déjame robarte escamas
hasta desatarte las piernas.
Es difícil amar a una sirena ávida de oxígeno.

Ruido de fondo

Soy el eco de las voces
que han escuchado mis ojos.

Formada por el amor natural
e uniformada con el amor que me informa;
el sello con que nací callada
entre sábanas inglesas.

Todavía no he agradecido estar viva,
tan viva que ya no puedo morir;
mi alma camina ensordecida
a manos de la voluntad que me estructura y
sigo siendo; soy
el tren más vacío de oriente.

Calle de locos poetas borrachos
es la vena más solicitada de mi sangre.

Soy la tilde de una vela con 
poca mecha para tanta cera.

martes, 11 de febrero de 2014

El verbo del tiempo: un horizonte

(a 36 º sigo siendo persona
a más soy toda tuya)



Busco antítesis que te redescubran
a los que no te conocen más
que de pisar el mismo suelo que alguna vez has pisado
de Madrid.

Y siempre tengo la sensación de 
estar escribiendo el mismo poema;
aunque cada vez que te tengo a mi lado
soy como el cartel de las farmacias anunciando,
que ahora mismo tengo amor para curar mil corazones...
Y tú parece que tienes todo para avivar el mío;
si es que ahí me encuentro.

Y siempre tengo la sensación
de que el termómetro me miente
cada vez que hacemos el amor; 
porque para mí 
dejamos de ser personas
para llenar el mundo que nos encierra;
para hacer de la pared nuestra piel
que se condensa,
me libera y se evapora de mí.

No sé si esto es estar fuera de sí
pero lo que sí sé;
es que no haces más que anidar
en mis horizontes.

(a tantos grados no se puede seguir siendo humano)

Madrugadas

Hoy me he levantado echando de menos tu piel salada
y las noches que sin ti 
no son más que tiempo a máquina.

Tu cuello esbelto y suave, tejido en tequilas
con remiendos de besos en cenefas de cristal;
que reptan hasta el abismo de tu oreja
donde susurran imposibles de poesía.

Letra a letra del lóbulo a la espalda pasando por las dunas de tu pecho;
así se escribe un verso,
versando el arte de tu cuerpo desnudo al tacto de las sábanas.

Quién fuera el aire entre tu piel y tu pijama
para colarme en tus rincones de vez en mes;
madrugadas.

domingo, 9 de febrero de 2014

Minas 0.5

(Es bonita la idea de que seas de papel
y que al ducharte te renueves cada noche
para que yo pueda escribirte)

0.5 es la duración necesaria
de una mirada para enamorarme 
de ti.

Mina es cada partícula de mí
que revoluciona tu piel en escalofríos
con cada caricia.

Mina es el olor a vida
que te va a costar desenfundarte
de tu sonrisa.

Minas 0.5 es todo lo que necesito 
para firmar
la celulosa que arrastra tu piel
al renovarte
en un diluvio cada noche.

Sal

Te recomiendo encarecidamente
abrir cualquier puerta con un cartel
de salida que encuentres por mí;
que no sigas esperando que yo
mueva montañas
porque se me deshacen en las manos.

Si he desmenuzado tu alma
no fue por no quererte sino
por no saber deshacerme del apego
que enlazamos a nuestra
soledad.

viernes, 7 de febrero de 2014

Gotas a tempo

Enfrentarse a esta hoja 
y enfrentarse a tus ojos.

Empezar a leer del vacío
para acabar colgado de tu retina,
viviendo por dos; que vivir por más
empieza a ser desvivir...

Coser tus rotos a mis huecos,
romper tus silencios ante mis abismos; 
abrazar todo este pasado de cristal
del que solo recuerdo el último verso de Lope 
en que te vaticinaste.

¡Gritar! 

Tengo un secreto que me arranca la voz del pecho:
hubo un tiempo en que no supe amar;
las hojas no eran árboles y los árboles
 no eran plumas, las plumas no te pertenecían, y
tus pertenencias no incluían a mi poesía.

Hubo un tiempo dormido en que 
no sabía hablar del futuro de dos alas distintas 
pero a medida.

Hubo también presentes; pero alguno 
pasó patinando y algún otro 
arañando demasiado. 

Es que no.puedo esperar a hablar de tus caricias y
del presente de tenerte recorriendo 
como una gota mi piel; compitiendo con los escalofríos
por ver quién llega antes a mi cuello.

miércoles, 5 de febrero de 2014

Espectador de tus miradas


(2012)

Tú cantando y tú callada. 
Recitando a tus espaldas
oí cantar el susurro transparente
de un poema al silbido inherente.

Entre dos voces deslizándose en trenzas
que resbalan con el viento, revolotean
sus invasoras miradas y me encuentro
expectante sobre el arte de su espalda

Tú callando y tú cantada
disidiéndote de la manada
Canté al oír un poema intermitente
de una voz al crepúsculo decreciente

Velando la seguridad a medias entera

Ya soñando que sueña que vuela.


martes, 4 de febrero de 2014

Uno

Por miedo a sentir me escondí en el único rincón de mi corazón dónde no llegaron tus caricias, la razón. Me escondí donde las letras no se dañaban con el agua, donde la distancia se dejaba enfriar y el frío no dolía.

No me importaría encontrarme a alguien como tú cada mañana... Alguien sin miedo a sentir porque no hay nada que perder, no hay postores si hay amor. No me importaría estar dispuesta a saltar sin miedo a llegar al otro lado, no me importaría esperar por un beso.

No, no me importaría escribir cada noche en tu subconsciente un recuerdo para que sueñes conmigo. No hay dos sin uno. La razón ganó por un metro de hielo al corazón aprendiz. ¿De qué sirve una mano si te da miedo agarrarla? ¿De qué sirve un te quiero si no te atreverás a decirlo?

Madrid



De vez en mes... Madrid amanece sin peinar y las nubes de tu pelo acarician su humedad a contraluz desde la cama. Tu silueta camina deteniéndose en canciones por los bancos de las letras; y con voz ronca, entrecortada, nueva... besas el cielo del poema.


lunes, 3 de febrero de 2014

Vino viejo nunca olvida pedalear


Es mi ventana; el cristal de lágrimas
que se ciñeron contra la luna.
Tu piel morena el rastro de mis huellas.

Un sol de madrugada refinado en atardeceres
da fruto en mis noches sin tu olor;
da su fruta en tu rostro despertando
de un buen sueño, fiel y roto de tu voz.

Y en mis días compones con los ojos
y las notas vuelan blancas;
puras aves sobrevolando mundo.

Son árboles que se inclinan a tu pluma,
tierras que se abren para ser lecho de tus anclas.
Puerto de tu amor un solo beso
que se quedó en mis desvelos.

Grafismos

Que el reinado de mí misma
acabó desbocado en un mapa
de cicatrices que firmaron otras tardes;
y ahora tintas tú la sangre de una nueva.

domingo, 2 de febrero de 2014

Oigo pasos de elefante cuando tratas sobre mí

Me exportas más
de lo que me importan 
tus latidos hacia la
cárcel suave de tus labios.

He conocido más estrellas
que miradas sin querer
en un paseo.
He compuesto el mayor
rompecabezas que (des)hizo alguien
solo con respirar.
He ido hasta Buenos Aires
buscando la cura a la
obsesión de no sentirte cerca
y me he intentado salvar
del diluvio bajo tus pestañas.

Nunca supe huir de ti;
aunque nunca quise aprender
a dejar de hacerlo.
Por seis, siete, cinco ya te dije...
Empieza mi número de preso,
el piloto de mi risa
y la droga que disfrazada
solo aumenta el número de piezas
de mi rompecabezas;
las pierde por Madrid
y a ciegas rota me busco,
no me encuentro,
te busco.

Y cuando tropiezo con
piezas caigo en la 
infinita cuenta de
una ciudad que me ahoga
y me revive; que me
zarpa y me atraca
cuando no sabe cómo 
quitarme las vendas.